Salud financiera: Solicitar un crédito no es sinónimo de deuda

0

Considerar a instituciones serias y se acoplen al perfil de cliente, es fundamental para favorecer las finanzas al momento de solicitar un crédito.

Septiembre es un mes de fiesta para los mexicanos, también indica el último cuatrimestre del año y se apunta hacia el cierre de 2019 donde se planean festejos, viajes y otros gastos importantes que merman el flujo de dinero, por ello considerar un crédito como una alternativa financiera, en ocasiones es una solución básica; sin embargo, entra la duda de qué tan seguro es hacerlo.

De manera cotidiana, por la calle se entregan volantes que prometen prestarnos sumas muy altas sin requisitos como la consulta de nuestro buró de crédito o sin comprobar ingresos, lo que genera una señal de alarma; no obstante, existen instituciones que están completamente certificadas, siendo seguras para realizar una solicitud de préstamo.

 “Es importante entender que un crédito es una alternativa financiera y no un motivo de endeudamiento de por vida; cualquier préstamo cuenta con un plazo límite en que debes saldar tu compromiso financiero y generalmente no excede los cinco años. Lo ideal es tener totalmente presente la cantidad exacta que se necesita y que se es capaz de saldar, esto te ayudará a ser responsable con cada uno de los pagos, comentó Dante Teytud, experto en finanzas personales y Director Comercial de Credifiel, a propósito del tema.

Solicitar un crédito es seguro, siempre y cuando se tenga el respaldo de la institución financiera correcta, principalmente se recomienda considerar cuatro elementos básicos que generarán confianza de tu decisión:

  1. La reputación de la institución financiera. Actualmente este paso es muy sencillo ya que se puede corroborar a través de los casos de éxito con los que cuenta y también los comentarios de internet. Puedes agregar la búsqueda de notas periodísticas o menciones en redes sociales.
  1. Ojo con las regulaciones. No puedes pasar por alto que la financiera que elijas cuente con certificaciones de entes regulatorios, ya que éstos son tu respaldo en caso de algún inconveniente. La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) es la primera en emitir regulaciones a través del SIPRES. Para corroborar que la institución en dónde estás solicitando tu crédito es segura, puedes ingresar al siguiente link: http://portal.condusef.gob.mx/SIPRES/jsp/pub/index.jsp,
  • Buscar el nombre de la empresa de créditos, esto te permitirá saber cuál es el sector al que perteneces.
  • Si aparece la instancia, deberá contar con el registro ante la CONDUSEF.
  • En el siguiente link podrás corroborar el comportamiento que ha tenido la empresa financiera: buro.gob.mx.
  1. Asesoría total. Es de suma importancia que durante todo el proceso de solicitud del crédito cuentes con asesoría porque te pueden surgir muchas dudas que necesitas aclarar en cada etapa para que te sientas mucho más confiado de tu decisión. No dudes en contactar a tu asesor siempre que lo requieras.
  1. Ajusta tu crédito a tu perfil. Los créditos se caracterizan por tener planes de financiamiento personalizados y eso también los hace seguros porque quiere decir que se acoplan a cualquier persona de acuerdo a sus necesidades, perfiles, montos de pago, ingresos y solvencia económica. No dudes en preguntar por éstos para que te sea mucho más fácil cumplir con el compromiso financiero que estas por adquirir.

La solicitud de un crédito tiene que ser segura de principio a fin. No te dejes llevar por soluciones financieras rápidas que prometen mucho y pueden terminan perjudicando tus finanzas.

Share.

About Author

Catrina Soberón

Leave A Reply