Alteraciones en tu piel pueden ser consecuencia del cambio del clima

0

Desde pequeños nos han dicho que nuestro rostro es nuestra carta de presentación, pero en ese entonces no entendíamos muy bien de que se trataba. Conforme el paso de los años comenzamos a notar que nuestra piel ya no es la misma de antes, demasiados cambios, desde pequeñas manchas, hasta uno que otro pliegue en el contorno de ojos o en la frente.

Las condiciones climatológicas son un factor que también influye en el aspecto de nuestra piel, lo que provoca que sea muy sensible a las pequeñas variaciones de temperatura del día a día como sol, lluvia e incluso la contaminación son algunos de estos factores. Saber cómo el clima afecta a la piel es positivo, pues así podrás tomar acciones preventivas para el cuidado ideal; es importante que identifiques la condición que tiene tu piel para evitar los efectos de estas alteraciones y prevenir el deterioro de su salud.

En los climas cálidos, las temperaturas elevadas y la humedad provocan que las glándulas sebáceas estén más activas, ya que cuando cae el sudor por tu rostro puede causar irritación en tu piel, haciéndola aún más sensible a los rayos de sol y vulnerable a la aparición de imperfecciones.

Para los climas fríos es primordial que la piel esté hidratada, debido a que tiende a resecarse, ser áspera y perder elasticidad, porque se encuentra deshidratada, estos factores influyen en la aparición de líneas de expresión e irritación en el rostro.

Si nos has tenido una rutina adecuada para el cuidado de tu piel, no te preocupes siempre estás a tiempo para comenzar, es por lo que la línea mexicana Torongia te recomienda estos dos sencillos pasos para que puedas proteger a tu piel de todos estos cambios climatológicos.

Paso 1

Todos los días al despertar debes lavar tu rostro debido a que estamos toda la noche en contacto con la almohada en la que se pueden acumular bacterias que son dañinas para nuestra piel; el Shampoo Facial Torongia al ser ligero y espumoso es un dermo-limpiador facial que ayuda a limpiar y controlar el exceso de grasa en la piel dejándola con un efecto matificado y fresco después del lavado. Este remueve la grasa e impurezas, sellando los poros y protegiéndolos de los contaminantes del medio ambiente. Es recomendable que lo puedas usar todos los días al despertar y antes de dormir.

Paso 2

Al salir a la calle siempre estamos expuestos al polvo y aunque no se note, se puede llegar a sentir que nuestro rostro esta sucio y grasoso, pero no siempre tenemos la posibilidad de estarnos lavando la cara cada que esto suceda; es por eso que podemos llevar con nosotros la loción reafirmante de Torongia que con sus ingredientes de extractos de hamamelis, toronja, caléndula, tea tree oil, cítricos y tecnología antipolución, nos ayudará a mantenerlo limpio e hidratado, con solo aplicarlo a una distancia de 10 a 15 cm y con la ayuda de una almohadilla de algodón, para poder limpiarlo, recuerda que no debes frotar si no que es a pequeños toques para que no nos estemos embarrando todo.

La piel al ser un órgano tan importante es vital que tengamos todos los cuidados necesarios, para que en un futuro no tengamos alteraciones que sean más difíciles de solucionar. Ahora que ya sabes lo fácil que es prevenir, ponlo en práctica y vuélvelo parte de tu rutina diaria.

Share.

About Author

Catrina Soberón

Leave A Reply