Itamae Prime Experience al estilo de El Japonez

0

Hoy los comensales exigen experimentar actividades exclusivas a la par un buen sa- bor en sus alimentos por lo que, restaurantes de comida fusión como El Japonez, se adaptan a estas necesidades.

“El Japonez surge al ver un nicho de oportunidad en una época en que los restaurantes japoneses eran solo de dos tipos: muy caros, rígidos y acartonados, elitistas o fast food. Así que pensamos en uno de buena calidad, con onda, con un ambiente más re- lajado, desde su arquitectura, gastronomía y espacios, comer bien y con calidad a un precio más justo”, comenta Vivian Marcovich, directora de marca de El Japonez.

Además de los platillos tradicionales, El Japonez se caracteriza por la innovación y creación de experiencias para satisfacer a los comensales más exigentes. Una de ellas es la nueva experiencia llamada “Itamae Prime Experience” que consiste en un servicio estilo Omakase, en la que un cocinero o chef se pone a disposición de los comensales para ofrecerles delicias gastronómicas de alto nivel.

Durante la experiencia se presentará una fusión de menú con una sugerencia de sakes premium en una mesa de teppanyaki personalizada tipo “omakase” que, en japonés significa “la elección del chef” o “ponerse en manos del chef”.

“Queríamos dejar atrás el concepto de barra tradicional. Y es que cada vez hay más competencia, más barras de sushi, de nigiri básicamente, así que, como casi ninguna barra de estas tiene mesas de teppanyaki, decidimos darle a la nuestra otro uso, incluyendo un chef especializado en nigiris y un omakase”, comenta Vivian Marcovich. Cabe destacar que antes de esta experiencia, no existía una igual en El Japonez.

Otra diferencia es que a Itamae puedes acudir, no solo con una o dos personas sino en grupo y con amigos, en una vivencia 360 con mixología y sus especialidades, agrega la también social de Grupo Gastronómico Sinestesia, a la que pertenece la marca.

El Japonez

Elementos que distinguen

El diferenciador de Itamae lo marcan tres detalles muy marcados, según el chef ejecutivo Raúl Alfredo Garcia González: Las barras tradicionales son lineales y donde, si bien puedes ir a comer en grupo de 5 o 6 personas, éstas no pueden interactuar, pero en Itamae la mesa de teppanyaki es cuadrada, lo que, a comparación de una barra tradicional, mejora la interacción.

La experiencia incluye solo comida fría, se culmina con un plato a la plancha el mismo teppanyaki, lo que no existe en las barras. Incluye insumos premium que van desde trufa, caviar, ira king, toro, wagyu, trufa negra, salmón y/o king kraft, y complementos super premium como el caviar de esturión, en una selección de nigiris que se incluyen en el precio, mismo que es mucho más accesible que en otros restaurantes.

La experiencia Itamae consta de un cóctel de bienvenida preparado con ingredientes japoneses a base de takuan (un nabo japonés) y terminado con espuma de jengibre, siete tiempos de comida, así como un postre en técnicas moleculares tipo mochi con crema de midori.

Al final, los comensales obtienen un presente que consta de una cajita cuadrada con una gift card válida para su siguiente reserva en la experiencia, envuelta al estilo furoshiki, una técnica milenaria de tradición japonesa usada para envolver regalos de manera sostenible.

“La experiencia tiene una duración de 1 hora y 30 minutos, atendiendo a 6 comensales al mismo tiempo. Se complementa con detalles como una losa especial, el montaje de la mesa y los palillos personalizados, también incluye un capitán, whisky japonés y sakes de diferentes pulidos de arroz que van desde el seco, pasando por el semiseco, hasta el dulce. Lo único no incluido son las bebidas especiales o premium. Los platillos cambiarán cada cierto tiempo”, finaliza Vivian Marcovich.

 

Share.

About Author

Catrina Soberón

Leave A Reply